Blogia
IN MEMORIA: Ninguna persona será feliz, sino tiene el propósito o conoce el sentido de su misión.

EL PODER DEL AHORA.

EL PODER DEL AHORA. En EL poder del ahora, Eckhart Tolle nos enseña a alejar los pensamientos destructivos que nos impiden disfrutar del presente.

Es interesante la lectura de este libro, escrito con una claridad asombrosa que permite reconocer muchos de nuestros sentimientos y comportamientos diarios.

Extractos del Poder del Ahora
Su mente es un instrumento, una herramienta. Está ahí para utilizarla en una tarea específica y cuando se termina la tarea, hay que dejarla de lado. Como se acostumbra a usar en la mayoría de los casos hoy, yo diría que el ochenta o noventa por ciento, el pensamiento de la mayoría de las personas es, no sólo repetitivo e inútil, sino perjudicial. Observe su mente y descubrirá que esto es verdad. Ella causa una pérdida grave de energía vital.

Este tipo de pensamiento compulsivo es en realidad una adicción. ¿Qué es lo que caracteriza a una adicción? Simplemente esto: Ud. ya no siente que puede elegir detenerse. Parece más fuerte que Ud.. También le da una sensación falsa de placer; placer que invariablemente se convierte, a la postre, en dolor.


La emoción surge en el punto en que se encuentran la mente y el cuerpo.

Es la reacción del cuerpo a su mente, o podríamos decir, un reflejo de su mente en el cuerpo. Por ejemplo, un pensamiento de ataque o un pensamiento hostil creará un aumento de energía en el cuerpo al que llamamos cólera. El cuerpo se alista a luchar. El pensamiento de que Ud. está siendo amenazado, física o psicológicamente, hace que el cuerpo se contraiga, y ese es el aspecto físico de lo que llamamos miedo. La investigación ha mostrado que las emociones fuertes incluso producen cambios en la bioquímica del cuerpo. En estos cambios bioquímicos se manifiesta el aspecto físico o material de la emoción. Por supuesto Ud. no es consciente, habitualmente, de todos sus patrones de pensamiento, sólo observando sus emociones puede hacerlos conscientes.


Toda la negatividad es causada por una acumulación de tiempo psicológico y por la negación del presente. La incomodidad, la ansiedad, el estrés, la preocupación - todas las formas del mie­do - son causadas por exceso de futuro y demasiado poca presen­cia. La culpa, las lamentaciones, el resentimiento, las quejas, la tristeza, la amargura y todas las formas de falta de perdón son causadas por exceso de pasado y falta de presencia.

La mayoría de las personas encuentran difícil creer que es posible un estado de conciencia totalmente libre de negatividad. Y sin embargo ese es el estado liberado al que apuntan todas las enseñanzas espirituales. Es la promesa de la salvación, no en un futuro ilusorio sino justamente aquí y ahora.

FUENTE: http://www.gueb.org/libros/El-poder-del-ahora
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres